¿Qué es una Auditoría SEO y cómo se hace?

  • 04/01/2021
  • SEO

Hay quienes piensan que con tener una página web basta para que el negocio funcione. Nada más lejos de la realidad. Debes conseguir que el sitio llegue a ser visible para los usuarios y así obtener visitas. De lo contrario, la página será invisible en internet. Si ya tienes una web de este tipo y no logras que obtenga un mejor posicionamiento en Google, tal vez lo que necesites sea realizar una auditoría SEO

¿Qué es una auditoría SEO?

Una auditoría SEO es un análisis pormenorizado que se le realiza generalmente a una página web para detectar posibles errores y medidas a implementar para corregirlos. La idea es tratar de solucionar aquellos problemas que pueden estar provocando que la web no consiga un mejor posicionamiento o no disfrute de un mayor tráfico de visitas. 

Por lo general, la auditoría SEO es el primer paso que se lleva a cabo para conocer y mejorar el estado de una página web. En ella se analizan todos los factores que intervienen en el posicionamiento y se mide el impacto que están teniendo en la página. De este resultado dependerá el hecho de que se sigan empleando, se potencien o se sustituyan por otros. 

¿Cómo hacer una auditoría SEO?

Una vez que sabes qué es una auditoría SEO, hay que conocer cómo se lleva a cabo. Durante la misma, se analizarán tanto el SEO On Page (aspectos de SEO técnico) como el SEO Off Page (los aspectos que dependen de sitios externos a la página web). Una auditoría SEO analizará todos y cada uno de los siguientes puntos. 

Indexabilidad

En primer lugar, es muy importante ver si Google indexa bien la página web. Para ello, se puede utilizar la herramienta de Google Search Console. Una vez dentro, y en el apartado de Cobertura, podrás comprobar si la URL de tu página web está indexada y, por tanto, aparece en los buscadores de Google. 

Para configurar la indexabilidad podemos utilizar plugins de SEO como Rank Math.

La velocidad de carga

La auditoría SEO se encarga también de estudiar la velocidad de carga de la web. Cuanto menos tiempo tarde en cargar, mejor será la experiencia del usuario. De hecho, si la página tarda en cargar, es probable que sea abandonada por los visitantes. Hay diversas herramientas en internet que te pueden ayudar a comprobar cuál es la velocidad de tu página y corregir los errores si esta es demasiado lenta. 

Hosting

Relacionado con el punto anterior, también debemos tener en consideración el hosting donde alojamos nuestra página web. Lo recomendable es que los servidores de ese hosting estén situados en el país de nuestros principales visitantes.

Otras cuestiones que deberás revisar a la hora de solicitar un hosting son la versión de PHP y el motor de la base de datos. Recomendamos siempre que tenga disponible la última versión de PHP y el motor NginX de base de datos.

Al hacer la auditoría SEO, si comprobamos que el servidor en el que tenemos alojado nuestra web no es óptimo debemos considerar cambiarlo. Nosotros recomendamos en España los servidores de Raiola Networks.

Análisis de errores

La auditoría SEO es capaz de detectar si la página web presenta errores del tipo 301, 302, 404 o 500. El primero de ellos indica que hay una redirección de una página a otra, lo que va a aumentar la velocidad de carga. El error 302 indica que se trata de una redirección temporal, algo parecido a lo que sucede con el error 404. Por último, el error 500 te avisa de que el servidor no ha podido procesar la página. 

Los archivos Sitemap y Robots

La presencia de estos dos archivos en tu página web son fundamentales. El Sitemap es un archivo XML que contiene todas las estructuras que conforman la página web. Por su parte, en el archivo Robots lo que se define es qué partes de la página queremos que Google rastree para que indexe. Quiere decir esto que puedes elegir aquellos contenidos que no quieres que aparezcan en los buscadores de Google. 

El contenido de la web

Uno de los aspectos más relevantes de una página web es el contenido. La auditoría SEO se encargará de comprobar si este contenido cumple con todos los estándares del posicionamiento SEO: palabras clave, contenido original, densidad, etc. Además, se realizará un análisis para ver si se trata de un contenido útil y relevante para los usuarios y si se dirige a un público objetivo o no. 

Las imágenes

Las imágenes que muestras en la página web no solo son importantes para acompañar el contenido y hacer más cómoda su lectura. La auditoría SEO comprobará si estas imágenes tienen el peso adecuado para que este no incide en la velocidad de carga de la página. Si es así, habrá que reducir su tamaño y su resolución. 

También te podrá servir de ayuda la siguiente entrada sobre WPO, en la que tratamos diversos factores para mejorar la velocidad de carga de la página web.

Los enlaces

Tanto el enlazado interno como externo es fundamental para el posicionamiento SEO de una página. El enlazado interno te permitirá que los usuarios permanezcan durante más tiempo en tu página, mientras que el externo le aportará autoridad y relevancia a tu web. Todo esto lo detectará Google y situará a tu web en una mejor posición en los buscadores. 

Aplicaciones para hacer una auditoría SEO

Los factores anteriores son los más relevantes a tener en cuenta si deseas saber cómo hacer una auditoría SEO. Hay diversas aplicaciones y herramientas que tendrás que utilizar para realizar esta auditoría. 

Dos de las más importantes son Search Console y Google Analytics, ambas gratuitas. La primera de ellas te permite realizar un análisis básico del sitio web y comprobar que Google tiene indexada la página, también podrás comprobar los enlaces hacia tu página web y comprobar su calidad. Por su parte, Google Analytics va un poco más allá y mide y analiza factores como el número de visitas, las conversiones, el rebote, la duración de la sesión, etc. 

A partir de aquí, puedes emplear aplicaciones y/o herramientas como SEMrush, ideal para analizar el SEO On Page de la web; SE Ranking, capaz de realizar también auditorías SEO con resultados muy completos y con un coste mas asequible para autónomos y pymes; o Woorank, muy útil también para aquellos que deseen conocer el estado SEO de su web. 

Para los menos iniciados en términos de auditoría SEO, pueden emplear SEO Profiler. Su interfaz probablemente sea la más sencilla de todas, lo que te permitirá un control más cómodo. También resulta de gran interés la aplicación Moz, que cuenta con un gran número de funcionalidades para realizar tu auditoría SEO.

En definitiva, una auditoría SEO es una de las tareas más importantes que puedes llevar a cabo en tu página web. Estudiar y reconocer cuáles son los problemas que puede estar teniendo tu página para no obtener un mejor posicionamiento es clave en el desarrollo de tu negocio. Si la llevas a cabo de forma periódica, podrás hacer un mayor seguimiento y potenciar todas las posibilidades de tu página.

Y tú, ¿Ya has realizado alguna Auditoría SEO? ¿Qué software utilizas? ¿Cada cuánto tiempo haces la Auditoría SEO en tu página web? Déjanos un comentario y apóyanos compartiéndolo en tus redes sociales.

Soy diseñador web especializado en posicionamiento web y eCommerce. Ayudo a personas como tú que quieren impulsar su negocio con estrategias de marketing.

Deja un comentario